Cristobal

Psuedo  versos , pseudo Rima, pseudo odio
(para leer en bombacha frente al espejo con el rouge corrido y unas medias
haciendo el bultito como si tuvieras pito)



Caballero Florido, tren rojo, vino y travestis

Desde la forma en la que sus huesos se me clavan en la carne
hasta los desayunos,ver la tele,
todo en él hace en mi pecho eco, duele.


Es trsite el sexo en su lecho,
tristes los viajes en tren son.
Sus ojitos, amputados de expresión.

El huequito en mi tórax
que sus mensajes de tsextso no llenan.
Sus puños, mis costillas
Su cráneo , mi rodilla

Ni un poema se merece,
él, {Cristóbal}
yo sé, miente.
Yo,le miento
y no me cree.


La habitat zion blanca y fría, ó,la cárcel de las gordas idiotas

En su jaula el quiere a otra que pueda lamer sus angustias sin lloriquierale con la cara mustia
lo muy triste que la pone chupársela
En sus brazos de alámbre de púas, a otra  él desea que obedezca cabizbaja a su obsesivo y lujurioso
afán por el coito forzoso,
Desgarro
Sequía
la cama vacía.

La penetración mecánica
¡Ay Cristobal!
tristes todos nuestros orgasmos son,
triste tu auto,
triste el sillón
quien pudiera extirpar de mi canasta-corazón
El gusto a vino agrio de tus besos
de tus labios , la canción
de mi hastio, tu cortejo


Amargo Final ( see you at the bitter end)

Llevaba mis bolsillos llenos de magia y gozo
maás el pasado fue más doloroso
Yo me maté y reviví
yo, nunca te creí
pero evoco tu nombre en voz alta por última vez
alemejas,guitarra,pez
muertos estamos desde hace tiempo
muerta estoy,
muerta me siento.
Adiós, adiós, Cristóbal, adiós.

3 Comentarios:

cristobal dijo...

de la idiota que vive sólo para contar como ve su vida, con su visión baudelaireiana de las cosas.

un perfume bestial, mezcla de pétalos y pasillos, inunda las narices de quién pudiera inmiscuirse por el paraíso de su cuello. los pájaros de su mirada −que del fondo de su alma florecen− son una caricia casi cruel. negros y fatales. grita que está por acabar, me sumergo en su silencio pre orgásmico y floto en sus fluidos derramados por el aire. bastaría una sola cosa para aplastarme el corazón: su suave beso rojo que desangra la última gota de amor.

Flamante dijo...

cayate inbesil, me diste dolor de pansa boz

Triceratops dijo...

sí imbécil, mejor calláte la boca vos.

 

Blog Template by YummyLolly.com