De porqué odio revolver cartas viejas y encontrarme cosas que agigantan el hueco en mi caja toráxica infinitamente

Para Gimena mi nenita, la más hermosa, la que mas quiero.

Duerme hija mía
entre las ramas está dormido el viento
y en el nido de los pájaros pequeños
hasta en el valle, duermen los ecos.
Duerme, si al despertar no me encuentras,
yo te hablaré a lo lejos,
una aurora sin sol, vendrá a dejar entre los labios, mi invisible beso
Duerme, me llaman
Concilia el sueño,
yo formaré crepúsculos azules
para flotar en ellos
y así infundir en tu alma la tristeza más dulce de los cielos.
así, tu llanto, no será (no entiendo que dice acá)
Yo empaparé de aladas melodías, los sauces y los ceibos
enseñaré a los pájaros dormidos a repetir mis cantos paternos...
la niña duerme
duerme
duerme sonriéndo.

Eduardo Omar Salvador, 1991

4 Comentarios:

vorhis Cerdaprémoli dijo...

no se si es por tu lo que se de vos
capaz que es solo por el texto en si(o en do sostenido).
es muy lindo.

Esteban Andrés Muntaabski dijo...

Es realmente muy zarpado.

Sarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sarah dijo...

SOY UN TAMPON! SOY UN TAMPON!

(?)

Muy jodidamente bueno el blog mujer!

 

Blog Template by YummyLolly.com