(¿Ç?)

Evidentemente las cosas no iban a ser demasiado justas.
Tenía sed el tipo y miraba.
Tenía los ojos marrones.
Y miraba.
Una planicie desolada en...
¿Un lugar que..?,
¿Eso... parece que era...
Los restos,
el terreno se había nivelado tras el
sexto o séptimo estallido,
je, je.

Y, el tipo parecía ser apenas un sobreviviente.
El fuego estaba en todas partes; napalm, claro.
Que zarpados de mierda, que enfermos de mierda, se decía.
Se repetía o no pensaba, o giraba en círculos.
No habían yuyos, vacas, nada.

En otro lugar
unos hombres ancianos bien vestidos
discutían con un flautista
reclamándole,
amenazándolo
con pistolas en mano,
rogando, glocks 42',
rogando,
llorando algunos.

El flautista hablaba con una voz chillona.
Tenía un sombrero gris
una anacrónica túnica gris
y una flauta gris llena de golpes

-No, no... - -
No, yo no hice nada.
Yo lo impedí, ustedes lo hicieron.
Pero al fin y al cabo ni contó, no hice nada. Nada. - - -

Algo extraño ocurría con el tipo;
no se lo podía lastimar demasiado
y simplemente parecía no estar ahí.
Algo en lo calmo de su mirada,
o en lo repetitivo de su expresión era realmente espantoso.

Parecía tener hambre,
pero

-Me voy a llevar a sus hijos también.

El coro de qués y de injurias se desató sobre el flautista.
El bullicio se volvió una capa de graves; piñas, quilombo.

-Nono, si. Me los voy a llevar a todos. A TODOS.

Cuentan que desapareció más rápido que un montón de
pseudoartistas trash yendo a la fiesta flash
en busca de las pibas merca y un montón de birra libre
(hasta las 2:99)

Y que los hijos de los peores, los más asquerosos,
las más desgraciados y probablemente enjuiciables
bajo muchísimos puntos de vista por llevar
claras y sistemáticas actitudes contra su propia especie
(“Homo homini lupus” )
y una clara estupidez en cuanto a la orientación
de la potencialidad humana,

lo siguieron todos embelezados
con su flautita de mierda
y que los cargó en una nave
imposible de mencionar

a que crecieran de otra manera,
aprovechando lo que había sido aprendido
no desperdigándolo para
desproporcionar y magullar
la expresividad individual
generar una vida de lujos
a expensas de todo
fingiendo que el alimento faltaba
para esclavizar de diversas maneras
sistemáticas,
humanos sin necesidad alguna
aparente
¿empírica?
¿demencia?
de tener algo más que buscar
en esta fiesta corpórea
que dar como sujetos
el sentido que quisiesen
a ella.

Y el planeta ardió;
y lo que se observaba no era feliz,
pero el universo se prolongaba
suficientemente vasto
en la infinita reproducción
de la locura.

3 Comentarios:

Tomás Americo Beri dijo...

Crepusculo, High School Musical, Casi Angeles... fue tan tan facil... ni opusieron resitencia, LO PEDIAN A GRITOS!!! otra vez el terreno esta practicamente preparado para el ciruclo vicioso del napalm, cubrite la cabeza porque no queda nada...

Vorhis Cer Daprémoli dijo...

lindo texto. es poesía.

Gimena Goñi dijo...

cuando el gato no esta los ratones bailan.
Así me gusta putitos míos
apodérensen del blog
como si fuera la virginidad de una bailarina mediocre de Barracas.
Ustedes colman mi ser de amor y acné.
Yo los parí
y les amo
con frenesí

 

Blog Template by YummyLolly.com