Don Bosco mon amour


Desde la esquina donde empieza la villa
Hasta la estación y el mini ramp
Don Bosco Mon amour
Desde el discman que escupe dressed in black
Hasta mi aburrido corazón post-hardcore
Don Bosco Mon amour...
Porque Bernal no es Don Bosco
Ni Caballito es Villa Urquiza
Ni Ezpeleta es San Justo
El aire es distinto
Las caras son distintas
La noche cae distinto
Una es porro santo de auto cultivo
Una es poxi – sueña – ran en la estación
Una merca en un piso diez
Otra es porro meo y gamexane en la esquina de la plaza...
Don Bosco mon amour, don bosco mon amour...
Hubiese querido nacer en otro lado
Vivir otra historia, desconocer las vías
Los durmientes y los trenes
Subir bien alto y dejar una estela dorada al caer
Pero no es tiempo para esas cosas.
Todas mis hadas han muerto
Y ninguna regresará
En las noches más frías,
el viento trae a casa el sonido del tren
y yo conozco esa luz, esa luz, esa luz
que duele en los ojos y en las piernas y en las tetas
que llora en poemas de amor quemados en el horno
que se convierten en fantasmas mudos
que van de un lado al otro de la cocina
Conozco esa luz y el sonido de ese tren
En una casa del centro alguien cocina mi corazón
Con vino blanco, romero fresco y papas noisette
En la oscuridad de la estación dos cuerpos se abrazan
Se chupan
Se muerden
Se rasguñan
Se acarician
Chocan sus dientes
Enfrente un policía,
En la esquina uno de seguridad con su sombrero
En tu casa tu santa madre
Mirando la tele y hablando a los gritos
Todo eso junto, todo, ya ya ya, ahora
Mientras el viento limpia la plaza de hojas
Y mi vela amenaza con apagarse
Don Bosco mon amour, Don Bosco mon amour...
Desde el techo veo las luces de los autos en la autopista
Los mil caminos se dibujan
Todos van a todos lados
Todos te llevan a tu circo
Todos te entregan a Las fieras
Hay que encontrar un lugar,
Hay que construirse un refugio
Hay que dejar de subirse a los techos
Hay que saber elegir un lindo saco que te abrigue en invierno
Hay que hay que hay que hay que hay que
Pero cómo?
Pero dónde?
Pero cuándo?
Pero por qué?
La gente se desintegra cuando está fuera de mi visión
Cuando desaparecen del paisaje
Se convierten en recortes y se multiplican en nada
Soy siempre yo, sólo yo, en esta piel
Que se estira y se relaja
Que se retuerce y se crispa
Que se deja acariciar a veces
Frente al espejo sucio
La imagen borrosa
tu dedo resbala y mi respiración se entrecorta
soplo, miro al techo, clavo mis colmillos en tu espalda
Don Bosco Mon Amour, Don Bosco Mon amour...
Yo no te veo
Ya desapareciste
Corrés echando humo por las calles de abajo,
Tenés los ojos llenos de lágrimas
Y la nariz colorada y reseca
Tenés las manos llenas de sangre y barro y pasto
Dónde escondiste esas hojas
Que contaban nuestra historia
Dónde te llevaste el cepillo de dientes, hija de puta, dónde?
Lejos, muy lejos...
Don Bosco me ahoga, me asfixia, me hunde
No quiero más fantasmas
No quiero más asfixia
Pero necesito un poco más, sólo un poco más...
Cierro los ojos
Yo también desaparezco un poco,
Sólo un poco.

4 Comentarios:

Kunstwerk Kunst dijo...

me encanta esto

sophie von kühn dijo...

qué bueno!!!

Anónimo dijo...

Larga vida al fink

G. Fink dijo...

hey! graxias anónimo, pero esto es de Ayelén Ripster:
www.musicadesalaparabarcosquesehunden.blogspot.com

Saludos;
G.Fink

 

Blog Template by YummyLolly.com