En San José no usamos paraguas, nos hundimos en el barro a esperar un coma farmacológico (o un cáncer de ano)

Estaba con el barro hasta los tobillos,
particularmente ojerosa y masculina.
(Cuando me indipongo sor RE-(más) fea)
((y todo me hace reir hasta que me duele la panza.))
Ojalá existiera una ley que aprese a los giles, gatos, refugiados, bigotudos como ustedes,
ojalá los violen en prisión y acepten -por fin- lo putos que son,
lo húmedo que tienen sus culitos.
Estaba con el barro hasta mitad de la pantorrilla
y le ladraba al rottwailer con histeria beatle.
Miré en el charco mi cara de caco
y mi peinado de Ricky Maravilla chorreando invisibles,
particularmente ojerosa y solitaria,
con el autoestima violada por 15 chetas y flaquitas lindas que fuman porro, como tu novia
(una cheta flaquita que fuma porro , pero NO linda -sus dientes me dan miedo)
y yo,
¿yo?
¡¡¡YO!!!
Yo, estaba con el barro hasta las rodillas, particularrickymaravillosamente ojerosa,masculina, fea, indispuesta y triste.

3 Comentarios:

Julie dijo...

genius.

Fink dijo...

eh, wachaaaaaaaaaaaaa! kòmo va? espero ke mejor... me consta lo del tìtulo... un abrazo, estoy esperando tu zine y un par de ded bodis sabrosìsimos

G. Fink

fuego en el iceberg dijo...

genia. idola total. eso es saber escribir.

 

Blog Template by YummyLolly.com