Lección número uno, decir que las cosas te van pasando es cosa de nene chiquito. A las cosas las pasas vos, por arriba o por abajo. Si sos cómodo, por el costado.
Lección número dos, si no se quiere caer en el vicio del esteta, se deben comer todos los mcguffins, preferentemente acompañados con café sin azúcar.
Lección número tres, lo bueno de vagabundear es que no se necesita tener suerte para hacerlo. Con uno mismo y un atado de puchos basta.
Lección número cuatro, tus artistas preferidos deben ser los que te invitan a pasar al dormitorio y en la cama te dejan a solas con una mina con tetas enormes, que parece Diana, la diosa de la Fertilidad, porque con sus tetas alimenta a todos los seres y les da la leche elemental, el maná de la existencia, el fluido vaginal de Dios. Esos artistas te permiten penetrar la realidad; hacerle el culo a lo de todos los días, de a poco, dedo por dedo, para que empiece a gotear sangre y el pito te duela menos en la estrechez anal de la rutina; gracias a ellos eyaculás flores en los labios carnosos de la Voluntad. Dostoievsky, Henry Miller, Lennon, Duchamp; ejemplos obvios. Es que (por suerte) sobran.

5 Comentarios:

Manuela dijo...

qe buenn escrito,
un saludo.
espero verte por mii blogg

Gimena Goñi dijo...

¿cuándo fue que empezaste a escribir tanto sobre tetas y leche y pitos?
me sorprendés gratamente Barcos, sos del palo del club "Catarata de wasca"
(con W de "wiva Perón")

Vorhis Cer Daprémoli dijo...

"vieje"

Flamante dijo...

no fue siempre una catarasca de wasca?

pajarita Juli dijo...

jajaja, leche, lechazo.

 

Blog Template by YummyLolly.com